Skip to content

Información

Clases virtuales de Látigo AFIJ

 

 

Aprender a usar el látigo: Información y cuidados
Clases virtuales

Torneo AFIJ de Látigo:
Nuestro compromiso
Información del torneo

Movimientos del látigo:

Existen multitud de chasquidos de látigo, con nombres rimbombantes. No obstante, en la práctica, solamente hay 2 maneras de chasquear un látigo:

  • Empleando mayoritariamente brazo y la muñeca, en dos movimientos.
  • Emplear minoritariamente el brazo y casi exclusivamente la muñeca, en un movimiento.
    El primer tipo son los movimientos más sencillos, pues nos enseñan cómo se comporta un látigo cuando se maneja. Los del segundo tipo son algo más difíciles de controlar, y requieren que el usuario tenga un dominio básico del látigo.

 

 

CLASES EN VÍDEO


(lista de reproducción)

 

 

 

LAS CLASES DE LÁTIGO EXPLICADO PASO A PASO

 

- El más básico de todos es el Cattleman's Crack ("El Chasquido del ganadero"):

Cattleman

Este crack consiste en 2 movimientos:

  1. Comenzando con el látigo preferentemente detrás de uno (también es posible delante), se levanta el brazo hacia arriba, apuntando hacia atrás con la muñeca, llevando el látigo hacia atrás. Es importante que el látigo viaje recto, en un movimiento decidido, pero no demasiado fuerte, pues podríamos perder el control del látigo.
  2. En cuanto la punta del chasqueador esté a punto de tocar el suelo, estiramos el brazo hacia adelante suavemente. Se comprobará que el látigo forma un loop que viaja desde la empuñadura hasta el chasqueador, produciéndose el chasquido. Es importante el esperar lo suficiente, hasta que el látigo esté a punto de tocar el suelo, o corremos el riesgo de darnos en la nuca.

 

Este crack tiene varias variaciones. Una sencilla es el "Snake Killer".

snake crack

En este movimiento, esperamos algo menos (el cracker no llega a tocar el suelo) y, en lugar de dirigir el látigo hacia adelante lo dirigimos hacia el suelo, para que el fall toque el suelo al chasquear el látigo.
Es importante recalcar que el chasquido se produce sin que el látigo toque nada. Se debe al loop, no tiene que chocar con nada para producir un chasquido.

Errores a evitar: bajar el látigo antes de tiempo puede tener dolorosas consecuencias, y es que nos chasque en el cuello o la oreja. Basta con esperar más tiempo, a que el látigo esté a punto de tocar el suelo.

 

 

- Si cambiamos de plano el mismo movimiento (del vertical al horizontal) tenemos el Overhead Crack ("chasquido sobre la cabeza"):

Overhead crack

Este crack consiste en 2 movimientos:

  1. Comenzando con el látigo preferentemente detrás de uno, lo giramos sobre nuestra cabeza en sentido opuesto a las agujas del reloj. La primera vez es mejor dar vueltas al látigo sin hacer más, hasta que nos sintamos cómodos con el movimiento. Luego, hacer el mismo movimiento en el sentido de las agujas hasta que nos sintamos cómodos.
  2. Una vez cómodos, el primer movimiento es girar el látigo en el sentido contrario a las agujas del reloj (si se es zurdo, es igual pero todo al contrario).
  3. En cuanto el látigo esté más o menos alineado con nuestro hombro derecho, cambiar el látigo al sentido de las agujas del reloj, estirando el codo (que en esa postura está flexionado), obteniéndose un gran chasquido.

Errores a evitar: este chasquido es inofensivo para el usuario si el látigo gira con decisión y en línea recta encima de la cabeza del usuario. Es imposible golpearse si se hace de esa manera. El mayor problema es cuando, una vez el látigo está alineado con el hombro, en lugar de cambiar el látigo de sentido se hace un giro de muñeca pero con el látigo aún en sentido de las agujas del reloj (empujando el látigo hacia la izquierda si uno es diestro). El látigo para chascar hay que sacarlo hacia la derecha, cambiando el sentido a favor de las agujas del reloj para que chasque.

 


Pasando a los movimientos en los que el componente importante es la muñeca, existen 2 formas básicas de hacerlo

- El Flick ("golpe"): puede realizarse de varias maneras. De más sencillo a más difícil...

En 2 movimientos, overhand ("sobre la mano")

  1. Comenzando con el látigo delante de uno, arrastrarlo con el brazo moviendo el hombro (el brazo siempre estirado) hacia atrás, siempre en el mismo plano. hasta que el látigo quede horizontal y la gravedad tire de él hacia abajo. Para lograr esto conviene no emplear una fuerza excesiva.
  2. En cuanto el látigo esté completamente hacia atrás y en horizontal (paralelo al suelo), llevar todo el brazo hacia adelante y girar la muñeca en cuanto el brazo esté un poco más adelantado a nuestro hombro, alineando el látigo consigo mismo, formando un loop.

Este crack tiene varias variaciones. Se puede realizar también "Sidearm" ("al lado del brazo"). El movimiento primero es exactamente el mismo. La diferencia estriba en el segundo, donde en lugar de dirigir el brazo hacia adelante en el plano vertical lo haremos en el horizontal, haciendo que el látigo viaje paralelo al suelo. Prácticamente debería chasquear solo con este movimiento.

Errores a evitar: Durante el primer movimiento es importante arrastrar el látigo siempre en el mismo plano vertical, a unos 90º del suelo. Si lo desviamos y el látigo viaja hacia detrás nuestro y a la izquierda (si se es diestro), al realizar el segundo movimiento es probable atizarse en la espalda o el cuello. Para evitar este error es mejor practicar bien el movimiento 1.

 

 

- El Forward ("hacia adelante"): puede realizarse de varias maneras.

  1. En 2 movimientos, vertical ("en el plano vertical, sobre la mano")
    1. Con el brazo pegado al cuerpo y el látigo hacia atrás, llevar el brazo hacia adelante sin cambiar la orientación de nuestra muñeca.
    2. En cuanto el brazo esté casi en extensión total, girar la muñeca, alineándola con el resto del brazo. El látigo formará un loop y chasqueará.
  2. Este crack tiene varias variaciones. Se puede realizar también "lateral" (tal cual suena).
    1. En este caso, giraremos el brazo completamente extendido, con la muñeca en extensión (doblada hacia atrás nuestro, palma hacia adelante).
    2. En cuanto el brazo esté a punto de alinearse con la parte derecha de nuestro pecho (si se es diestro), alinear la muñeca con el brazo. El látigo debería chascar.
  3. También puede hacerse "underhand" (bajo la mano).
    1. Comenzando con el látigo detrás, arrastrarlo hacia adelante, con el brazo en extensión y la muñeca extendida hacia atrás (con la palma hacia adelante, como para dar un cachete.
    2. En cuanto el brazo esté un poco más adelantado al cuerpo, pero aún en posición vertical, alinear la muñeca con el brazo, sin dejar de girar este hacia arriba, llevando el látigo hacia atrás, como si se hiciera un Cattleman's Crack.

Errores a evitar: El error típico es girar la muñeca antes de tiempo o mover el brazo con demasiada intensidad, haciendo que el látigo se vuelva inestable. Un consejo para practicarlo bien es hacerlo de rodillas (pues solo el penitente pasará... xD).

 

- El Volley ("la descarga"): El volley es un movimiento muy espectacular en el que se producen una serie de chasquidos muy rápidos delante y atrás del usuario. Su correcta realización permitirá comenzar rutinas de látigo más complejas en las que los chasquidos múltiples serán los protagonistas. Para poder realizarlo correctamente es recomendable dominar las dos figuras ocho (la lenta y especialmente la rápida) y comenzar a hacerlo lentamente:

  1. Comenzando con el látigo detrás nuestro, lo llevamos hacia adelante describiendo un arco y lo chascamos como si fuéramos a realizar un Cattleman's Crack.
  2. Nada más haber escuchado el chasquido y antes de que el látigo descienda de su posición horizontal (en la que está alineado con el mango), girar el mango en el mismo plano (ligeramente inclinado hacia afuera, para evitar que nos vuelva a la cara el látigo) unos 180º para que el látigo forme un loop hacia atrás. La mejor analogía es pensar que el mango del látigo es un limpiaparabrisas.
  3. Tras escuchar el chasquido detrás nuestro, dirigir el mango hacia adelante (de manera análoga a como lo hicimos antes, unos 180º), viendo como se forma un loop y haciendo que el látigo vuelva a chascar delante nuestro.
  4. Repetir el movimiento hacia atrás y hacia adelante para obtener tantos chasquidos como queramos.

Errores a evitar: Cuando se comienza a practicar este movimiento es ideal hacerlo lento. Intentar conseguir chasquidos muy rápidos en poco tiempo solo llevará a que sea más fácil que el látigo nos golpee en la mano, cara o espalda. Hacerlo a velocidad moderada al principio nos enseñará cómo se comporta el látigo con este movimiento y a reducir la incertidumbre si este escapa a nuestro control.
Suele ser habitual también que, al dirigir el mango del látigo hacia atrás el loop del látigo se forme "hacia dentro" (es decir, más cercano a nuestro cuerpo que la mano que sujeta el látigo) y que el látigo se detenga (o nos golpee suavemente). Para evitar esto es recomendable inclinar la empuñadura ligeramente hacia afuera durante el movimiento hacia atrás (entre 15 y 20 grados respecto a la vertical) para que el loop se forme a mayor distancia de nuestro cuerpo que la mano que sostiene el látigo y así nada interrumpa su movimiento.

Recomendaciones: Una idea para aquellos a los que les asusta eso de que el látigo viaje hacia atrás y chasque sin poder observarlo es realizar el volley enfrente en lugar de a nuestra derecha (izquierda si se es zurdo). De esta forma veremos el látigo chascar a la izquierda y a la derecha, siempre delante nuestro, y el movimiento de muñeca es muy parecido.

Otra recomendación es, una vez dominamos el movimiento, hacer chasquidos progresivos. Es decir, realizamos 6 chasquidos (3 delante y 3 detrás) y, tras el último chasquido detrás nuestro, en lugar de dirigir el látigo hacia adelante como en un volley hacemos un cattleman's crack y volvemos, tras realizarlo, al volley. Y realizamos 8 chasquidos. Otro cattleman's crack y 10 chasquidos. Y así hasta que consigamos el número que nos propongamos.

 

 

 

Ir a la sección de información e inscripción del Torneo de látigo AFIJ 2013