Después de Indiana Jones

La gran ruta hacia Chinal nacimiento de nuestro héroe se produjo cuando hacer películas de aventuras exóticas parecía obsoleto en la producción de Hollywood. El gran éxito mundial que cosechó En Busca del Arca Perdida con su estreno, consiguió revitalizar el cine de aventuras, un género que se encontraba en franca decadencia a principios de la década de los 80. De este modo no tardaron en aparecer películas que imitaban la acción trepidante y sobre todo, el personaje de aventurero nato que Spielberg y Lucas crearon. La avalancha de títulos que intentaban imitar al arqueólogo del látigo estaba por llegar, en muy poco tiempo se rodaron La gran ruta hacia china (High road to china, Brian Hutton, 1982) en la que Tom Selleck intentaba quitarse la espina por haber rechazao el papel que aceptó Harrison Ford; la película no dejaría de ser un relato entretenido y del montón, sin llegar alcanzar nunca el nivel de las andanzas del héroe del sombrero y el látigo.

Incluso desde Europa se trató de imitar las hazañas de Indy, la coproducción hispano-norteamericana El tesoro de las cuatro coronas (Ferdinando Baldi, 1982) e interpretada por Francisco Rabal, es una prueba de ello.

Tras el Corazón VerdePero no todas las producciones de aventuras de la época resultaron tan lamentables. En 1984, un discípulo de Steven Spielberg llamado Robert Zemeckis (Regreso al Futuro, Forrest Gump, Lo que la verdad esconde), firmaría la película Tras el corazón verde (Romancing the Stone), interpretada por Michael Douglas, Kathleen Turner y Danny de Vito. La hisoria se centra en los mil y un riesgos a los que deben hacer frente una famosa novelista (Turner) y un mercenario aventurero (Douglas) durante un viaje por Colombia en pos de un preciado tesoro. La película obtuvo una nominación a los Oscar por su montaje y gozó de un más que aceptable éxito de taquilla, lo que produjo una inevitable secuela titulada, La joya del Nilo (The Jewel of the Nile, Lewis Teague, 1985), donde repiten los mismos actores, pero la película no llega a la altura de la anterior.

Los GooniesPosteriormente Spielberg produjo dos títulos de aventuras, El secreto de la pirámide (Young Sherlock Holmes and The Pyramid Of Fear , 1985), una película de Barry Levinson que involucraba a unos Sherlock Holmes y Watson adolescentes en una aventura que recordaba mucho a Indiana Jones y el Templo Maldito por la introducción de una malévola secta de claro corte Thugi; Y la magnífica película Los Goonies de 1985, película escrita por Chris Columbus y el mismísimo Steven Spielberg y dirigida por Richard Donner destinada al público infantil, pero que cautivó a niños y mayores, donde una pandilla de jóvenes, pasan tristemente su última mañana juntos tratando de despedirse antes de que una empresa de demolición destruya todo el barrio. En una buhardilla encuentran un mapa de un pirata del siglo XVII y se ponen en marcha para buscar un tesoro lo bastante valioso como para salvar sus casas. Los Goonies empiezan a seguir el mapa -y sus sueños...- y penetran en un fabuloso mundo subterráneo lleno de cavernas, de esqueletos, de trampas... Como dato adicional, nuestro conocido Tapón (Jonathan Ke Quan), aparece en la película interpretando a Data.

Las Minas del Rey SalomónPero como es de suponer, no todo iba a ser bonito y maravilloso. El desastre cinematográfico llegaría en el 85 con el insensato remak de Las minas del Rey Salomón, dirigido por J. Lee Thompson con Richard Chamberlain y la aún desconocida Sharon Stone. El protagonista es Allan Quatermain, personaje que se pasa toda la película con el sombrero puesto, barba de tres días y camisa medio abierta, como si los espectadores no hubiesen visto algo parecido en sus vidas. Incomprensiblemente la película tuvo una secuela, Quantermain y la Ciudad Perdida del Oro, dirigida por Gary Nelson en 1986, y que mirando el título del film no quedan dudas de la similitud con Indiana Jones, esta película fue un rotundo fracaso, como dato anecdótico, decir, que esta película fue nominada en dos categorías para los premios Razzie, nominada a la peor banda sonora y peor actor.

En 1986 llegó otro film de aventuras que tuvo bastante éxito, la producción Australiana Cocodrilo Dundee, dirigida por Peter Faiman y protagonizada por Paul Hogan, hay que decir, que este personaje es el único del cine de aventuras que se le reconoce fácilmente por su apellido, al igual que Jones. En esta película se nos narra cómo Michael Dundee es un amigable y rudo cazador de cocodrilos que, por su original filosofía de la vida, es considerado como un héroe. Sue Charlton, una reportera de Nueva York, decide ir a Australia para visitarle y, una vez allí, le convence para que le acompañe en su viaje de regreso. Tras su éxito, dos años después se rodó su secuela y recientemente una tercera.

 Continuar 

 

 

-Arriba-

Indiana Jones es una marca registrada de Paramount Pictures & LucasFilms Ltd.
IndianaJones.es no es Web Oficial. Es una web de Fans y para Fans
Comunidad Fan Española de Indiana Jones 2001-2012
www.IndianaJones.es