El Nacimiento del Mito

EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA

Durante el rodaje de El Imperio Contraataca, Lawrence Kasdan contó a Harrison Ford el argumento de En busca del Arca Perdida (Raiders of the Lost Ark), que pretendían llevar al cine George Lucas y Steven Spielberg, con dirección del segundo y guión del mencionado Kasdan. En realidad era un proyecto que George Lucas tenía desde 1971. Pero no es hasta mayo de 1977 cuando Lucas, durante unas vacaciones en Hawai y mientras esperaba el estreno de La Guerra de las Galaxias (Star Wars), comenta la idea del film a Steven Spielberg, descansando a su vez del rodaje de Encuentros en la Tercera Fase. El personaje se llama Henry Jones Jr. (en un principio su apellido era Smith, pero Spielberg lo cambió en una de las revisiones de guión), arqueólogo de profesión y buscador de tesoros perdidos, que se encuentran la mayoría de las veces en manos demasiado codiciosas. El Doctor Jones tenía de apodo Indiana, que era el nombre del pastor alemán de George Lucas.

Charlton Heston en El secreto de los IncasLos modelos en los que estaba pensando Lucas para su personaje eran el Harry Steele encarnado por Charlton Heston en El secreto de los Incas (Jerry Hoper, 1954) y los viejos seriales de televisión de los años 40 y 50, como Spy Smasher, Mashed Marvel, Perils of Nyoka o Secret Service in the Darkest África. Todos estos seriales hacían hincapié en la doble vida de un hombre aparentemente ordinario que en realidad estaba casado con la aventura, ya fuera un tesoro que descubrir o los planes de los nazis para hacerse con el poder en cualquier parte, aunque siempre fueran parajes exóticos.

Bocetos de Jim SterankoSteven Spielberg, que era un admirador de las películas de James Bond, que quedó encantado con la idea de este nuevo héroe de acción, pero el proyecto fue aparcado porque Lucas ya estaba inmerso en la preproducción de El imperio contraataca, y Steven Spielberg se disponía a rodar 1941. Aun así, Lucas escribió una sinopsis de la historia con la ayuda de Philip Kaufman, (director de Sol naciente, entre otras). Finalmente fue Lawrence Kasdan quien se encargó del guión, justo después de terminar el de El Imperio Contraataca. El fracaso de 1941, hizo que George Lucas convenciera  al Rey Midas de Hollywood para dirigir el film. Jim Steranko, creador del cómic Nick Furia, hizo los bocetos de Indiana Jones, con su látigo, su sombrero y ropa de campaña. La LucasFilm se puso en marcha para preparar el rodaje. Sólo faltaba lo más importante: ¿Quién iba a ser Indiana Jones?.

 

HARRISON FORD ES INDIANA JONES

 

SHumphrey Bogart en el Tesoro de Sierra Madrepielbeg y Lucas pensaban que el actor alegido debía ser una mezcla del Errol Flynn romántico y cínico de El burlador de Castilla y el Humphrey Bogart malvado, duro y con barba de tres días de El tesoro de Sierra Madre. Semejante cóctel no estaba al alcance de ningún actor conocido, o al menos eso pensaron ellos, y además no querían dar al rostro de Indy, a un actor muy conocido. De modo que durante seis meses se organizaron castings para dar con la posible futura nueva estrella de Hollywood.

Tom Selleck con SpielbergDecepción tras decepción y acuciados por el cercano comienzo del rodaje, propusieron a Tom Selleck,  para interpretar a Indiana Jones, hizo algunas escenas de pruebas y según Steven Spielberg, haciendo la prueba a la perfección, pero la existencia de un compromiso recién firmado para ser el protagonista de la serie televisiva Magnum P.I., hizo que Selleck tuviera que abandonar el proyecto. "Entonces una noche (recuerda Spielberg viendo en un pase privado, antes de su estreno, El imperio contraataca), supe que Harrison Ford podía ser un excelente Indiana Jones. Llamé a George Lucas diciendole que habíamos tenido todo el tiempo al protagonista delante de nuestras narices y me dijo: "Lo sé, es Harrison Ford". Habíamos tenido la misma idea".

La película se llamaría finalmente Raiders of the Lost Ark (1981), que en España sería simplificado a En busca del Arca Perdida, tiñendo de matices proustianos lo que, en el inglés original, es casi una declaración de principios, pues Indiana Jones y sus amigos y enemigos parten de la gloriosa tradición del anti-héroe. Todos son unos "saqueadores" (que eso, y no otra cosa, significa la palabra) quienes, en una carrera cruel y despiadada, luchan entre sí por apoderarse del Arca de la Alianza.

El 15 de mayo de 1980, es decir, seis días antes del estreno en Estados Unidos de El imperio contraataca, se inició en los estudios Elstree de Londres el rodaje de En busca del arca perdida. Harrison Ford, pese a las prisas, aún había tenido tiempo de estudiar con George Lucas y Steven Spielberg el personaje: "Tenía necesidad de saber algo del periodo histórico, los años treinta, en que transcurre la película. También, y por primera vez en mi vida, me interesé por la arqueología y por los conocimientos que de esa ciencia se tenían entonces". Tal y como se podría prever de una película clásica de aventuras, los exteriores del film se rodaron en lugares tan exóticos como la selva andina del Perú, el Sahara tunecino, las islas Hawai y Francia.

Harrison Ford es Indiana JonesEl 12 de julio de 1981 se estrenó en Estados Unidos En busca del arca perdida. Su éxito fue fulminante en todo el mundo. Más que recuperar el cine de aventuras, el film de Spielberg marcó las directrices de un nuevo tipo de héroe que parecía reflejar el optimismo capitalista de la era Reagan. Las dudas metafísicas se aparcaban definitivamente y se reivindicaba la masculanidad y la seguridad arrojada del hombre de los 80. Harrison Ford fue el portaestandarte de este triunfal regreso del Hombre, que tuvo una a menudo espesa continuación en las demostraciones de testosterona de Arnol Schwarzenegger, o Sylvester Stalone. Todos ellos implacables, duros, violentos, pero sin el sentido del humor y el encanto que Harrison Ford, mucho mejor que todos ellos juntos, supo imprimir a su estereotipo de héroe contemporáneo. "Nunca se puede detener a un tipo como James Bond" –dijo Steven Spielberg-, pero sí a Indiana Jones. Su vulnerabilidad hace que  el público se identifique con él. Y es a Harrison Ford a quien se le debe el mérito de esa orienteción del personaje. Indiana Jones no se toma jamás en serio, como los demás héroes. Gracias a este sentido del humor, Indy no ha de disimular ni enmascararse cuando algo sale mal. "No pasa Nada". Pero fue Harrison Ford quien resumió en una frase lo que de verdad significa el encarnar al personaje creado por George Lucas: "Interpretar a Indiana Jones es divertido. Es el sueño de cualquier niño".

En busca del arca perdida fue nominada para ocho Oscars, incluidos los de mejor película y mejor director. Recibió cinco premios bien merecidos en los apartados técnicos del film (sonido, montaje, montaje de los efectos de sonido, decorados y efectos visuales). Nadie hubiera puesto un pero si también Steven Spielberg y la película se hubieran llevado el Oscar; sin embargo ya se sabe que los films de género no son del agrado de los miembros de la Academia de Hollywood.

 

INDIANA JONES  Y EL TEMPLO MALDITO

 

El 14 de marzo de 1983 en un juzgado de Santa Mónica (California) Harrison Ford se casa, casi en secreto, con Melissa Mathison, que entonces saboreaba intensamente el éxito de E.T., que, como sabemos, era un guión suyo. Ni Harrison ni Melissa tuvieron mucho tiempo para disfrutar de su luna de miel porque ya estaba en marcha la prepoducción de Indiana Jones and the Temple of Doom (1984), fugazmente anunciada en nuestro país como "Indiana Jones y el templo de la muerte", aunque sería estrenada con la menos ominosa nomenclatura de Indiana Jones y el templo maldito, una continuación de las aventuras del arqueólogo que, naturalmente sería dirigida por Spielberg, producida por George Lucas y con un equipo técnico similar al de En busca del Arca Perdida. Con Kasdan ya absolutamente dedicado a la dirección de sus propios guiones, Spielberg y Lucas confiaron al matrimonio de guionistas formado por William Huyck y Gloria Katz la redacción de las nuevas hazañas de Indiana Jones.

Michael Douglas y Kathleen TurnerEl éxito de En busca del arca perdida motivó que surgieran films de aventuras y modelos de héroe aventurero que intentaban infructuosamente emular la película de Spielberg y el magnífico trabajo de Harrison Ford como Indiana Jones. Así se rodaron, entre otros y en muy poco tiempo, La gran rula hacia China (1982), de Brian Hutton, con un Ton Selleck que se le estaba cayendo el bigote de tanto tirarse de él por no haber aceptado protagonifar En busca del Arca Perdida; o también Tras el corazón verde (1983), de Robert Zemeckis, con Michael Douglas y Kathleen Turner de protagonistas.

Situada un año antes que la anterior entrega, Indiana Jones y el templo maldito ha sido definida como "una aventura en el camino". En efecto, no hay aquí una misión de búsqueda como en Raiders, ni la responsabilidad o el encargo de localizar padres perdidos o tesoros místicos de la siguiente trama, sino un tropezón continuo que llega a otro, hasta culminar en la frase "aún queda mucho camino hasta Delhi".

El rodaje de Indiana Jones y el templo maldito transcurrió entre Sri Lanka, Macao, China, India, California y los habituales estudios Elstree de Londres, donde se rodó el grueso de la filmación. La heroína que acompañó a Harrison Ford en la película fue Kate Capshaw, una actriz sin duda más escultural que la también resultona Karan Allen de En busca del arca perdida. Si Karen Allen interpretaba a Marion Ravenwood con un convencimiento casi masculino, tratando a los hombres de igual a igual, Kate Capshaw presenta a un personaje egoísta, miedoso y frágil, francamente divertido y, sobre todo, muy sexy. Los encantos de Capshaw fueron muy evidentes para Steven Spielberg , que terminó casándose con ella. Un elemento importante en Indiana Jones y el templo maldito es la inclusión de un niño, Tapón, de rasgos orientales que acompaña a Indy en sus aventuras asiáticas , pues es en una remota aldea de la India donde está ambientada la película. El elegido para el papel fue Ke Huy Quan, un refugiado vietnamita que vivía en los Angeles.

Ford, Lucas, Spielberg y Capshaw en momento relax

Estos son los acompañantes de Indiana Jones/Harrison Ford en un film que tiene una presentación tan espectacular o más que la de En busca del arca perdida. En un night-club de Shangai llamado Obi Wan (el rastro de La guerra de las galaxias siempre estará en la trilogía) actúa Willie Scott (Kate Capshaw), una cantante norteamericana que entona el Anything Goes, de Cole Porter, arropada por un espectacular grupo de bailarinas. El doctor Jones hace su irrupción en el local, con un smoking más propio de alguien acostumbrado al lujo y a la depravación, James Bond, que una camisa más sudada que un calcetín. Pero a Harrison  Ford, como a Sean Connery, le sientan bien los trajes y la buena vida.

 Continuar... 

 

 

-Arriba-

Indiana Jones es una marca registrada de Paramount Pictures & LucasFilms Ltd.
IndianaJones.es no es Web Oficial. Es una web de Fans y para Fans
Comunidad Fan Española de Indiana Jones 2001-2012
www.IndianaJones.es