Siria

Jordania
 
 

Egipto

Noruega

 


 
Viaje por Jordania

 

Relato por: Indiana_ (Tito)

Agosto 2005

“Y habló Jehová á Moisés aquel mismo día, diciendo: sube á este monte de Abarim, al monte Nebo, que está en la tierra de Moab, que está en derecho de Jericó, y mira la tierra de Canaán, que yo doy por heredad á los hijos de Israel”. (Deuteronomio 32, 48-49)

Y  al igual que Moisés obedeció la voz de su Señor, con el mismo entusiasmo emprendí yo mi viaje a Tierra Santa.

Jordania es un país bello, pequeño, joven, tosco, con desiertos y montañas, típicamente musulmán, el 92%, y el 8% cristianos... Su pueblo es de una cordialidad admirable... Petra es la mayor atracción de Jordania, ¡la joya rosa rocosa!, y con ella destacan, arqueológicamente, Amman, la capital, y Jerash la antigua ciudad romana.

El resto del encanto de Jordania se aleja del plano científico, de la arqueología pura y dura, para entrar en el campo de la fe. Es un país bíblico, es la tierra por la que se desarrollaron gran cantidad de libros del Antiguo Testamento, y en muy pocas ocasiones, hay una señal arqueológica fidedigna que pueda constatar que tal o cual lugar es el que aparece mencionado en las Sagradas Escrituras. En Jordania, la arqueología cede el testigo a la fe.

Pero hoy en día, Jordania es sobre todo un nombre, el del rey Hussein I, fallecido en 1999. Fue proclamado rey en 1952, sucediendo a su padre el rey Talal. Los primeros años del reinado de Hussein estuvieron marcados por numerosos atentados a su vida, y su gobierno se vio dificultado por el desacuerdo con líderes árabes más radicales, especialmente, el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser, que desaprobaba su política prooccidental. Tras el fracaso árabe en la Guerra de los Seis Días contra Israel en 1967, determinadas organizaciones palestinas consiguieron tener mucha fuerza en Jordania. Hussein se opuso a ellas y surgió la guerra civil en 1970. El Ejército jordano venció y obligó a los guerrilleros palestinos (fedayines) a salir del país. Pero la cuestión palestina siguió dominando la política jordana durante las décadas de 1970 y de 1980. En julio de 1988, después de meses de manifestaciones por parte de los palestinos de la Cisjordania ocupada por Israel, Hussein cedió a todas las demandas de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) con respecto a los territorios ocupados. Su rechazo a condenar la invasión iraquí de Kuwait de 1990 ayudó a mantener su popularidad en Jordania, pero su posición neutral en la siguiente Guerra del Golfo Pérsico debilitó las relaciones con Estados Unidos y con algunos antiguos aliados árabes, que entonces lucharon contra Iraq.

Tras la firma de un acuerdo de paz entre Israel y la OLP en 1993, Hussein, como jefe de la nación árabe con mayor población de refugiados palestinos, defendió el papel de Jordania en la formulación de los acuerdos regionales de paz. En noviembre de 1993, los jordanos participaron en las primeras elecciones multipartidistas del país desde 1956 y apoyaron la estrategia de su rey para establecer la paz entre Jordania e Israel, que finalmente fue firmada el 26 de octubre de 1994. En enero de 1997, medió en las negociaciones entre israelíes y palestinos y logró que se iniciaran acuerdos entre el primer ministro israelí, el derechista Benjamín Netanyahu , y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasser Arafat , respecto a Cisjordania y Hebrón. Por ello, en 1995, le fue concedido el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. Siempre ha sido famosa la relación de amistad entre la casa real jordana y la nuestra, hasta el punto de que los propios jordanos, por la calle, no dudan en pararte para comentarte que “los jordanos y los españoles somos hermanos” o que en su día pudo darle la mano al rey Juan Carlos I.

Mi viaje comienza en Amman, la capital. He viajado hasta esta ciudad, pese a que lo primero que haré será cruzar la frontera para visitar Siria, puesto que de esta forma me aseguro no realizar ninguna escala en otro país. El vuelo ha salido bastante tarde de Madrid, con lo que a mi llegada a Jordania, ya de madrugada, no puedo hacer otra cosa que buscar el hotel Holiday Inn donde me hospedaré.

El día siguiente lo paso en Amman, realizando algunas visitas antes de partir hacia el norte. Visité los restos de la ciudadela, con restos que abarcan desde el periodo romano hasta construcciones musulmanas.

Fotografía 1 : Restos de una basílica bizantina en la ciudadela de Amman.

Amman es una ciudad elevada sobre colinas (las siete colinas que menciona la Biblia ), con los graves problemas que esto conlleva para el tráfico. Varias fueron las obras de ingeniería que pude observar iniciadas para salvar estas colinas sin necesidad de bajar hasta las partes inferiores de la ciudad.

 Continuar... 

Página 1 de un total de 9

 

 

-Arriba-

Indiana Jones es una marca registrada de Paramount Pictures & LucasFilms Ltd.
IndianaJones.es no es Web Oficial. Es una web de Fans y para Fans
Comunidad Fan Española de Indiana Jones 2001-2012
www.IndianaJones.es