Siria

Jordania
 
 

Egipto

Noruega

 


 
Viaje por Siria

 

Regresando al bazar, aproveché para hacer algunas compras. Siempre me gusta traerme algún recuerdo de mis viajes, y unos bonitos manteles de seda, damasquinados, fueron mi elección en Aleppo. Pero no tuve mucho tiempo para detenerme. A las siete había quedado con Yasser, Tareq, mi hermano y otros amigos para acudir a un “hamman”, un baño árabe. Para los que no sepais como es, o no hayais estado nunca, se trata de un edificio donde se reunen los hombres, vestidos con una toalla, para charlar entre ellos en un edificio de cúpulas en cuyo interior se pueden alcanzar los 60º, mientras te echas agua fría por encima para provocar el contraste. Es una sauna, en realidad, con la tradición romana de conjugar agua fría con el calor. Una experiencia única herencia de una tradición ancestral.

Desde Aleppo emprendí una excursión hacia los restos del monasterio bizantino de San Simeón, uno de los lugares de peregrinajes más grande y populares que existieron durante los siglos V, VI y VII d.C.

 

Fotografía 21 : Monasterio de San Simeón el Estilita

 

San Simeón tiene su historia particular con el santo que le da su nombre. Un monje bizantino del s.IV que se subió a una columna (Simeón el estilita) para consagrarse a la oración y contemplación de Dios. En aquella época actos como este eran muy admirados por el sacrificio que suponía abandonar la vida terrenal. Los compañeros monjes de Simeón le traían un poco de comida cada día y poco a poco aumentaba el número de personas que se acercaban a visitarle. 42 años vivió sobre la columna de 12 m a la que se encadenó para no caerse por el viento, la lluvia o al calor. Obviamente, bajo mi juicio, esto no deja de ser una mala interpretación de la historia, y con la columna habrían querido referirse a la rectitud espiritual de Simeón durante esos 42 años. Sea como fuere, a su muerte Zenón levantó un gigantesco complejo monástico y una basílica alrededor de la columna. Los peregrinos de todo los rincones del mundo cristiano, incluso desde de Britania (Gran Bretaña) se desplazaban para rendir culto a tan singular personaje. Necrópolis, basílicas, albergues, vía crucis... pero con el Islam la ciudad acabó abandonándose, acabó siendo una ciudad fantasma. No es la única de esta zona, ni la única que visité. Se conocen como “las ciudades muertas, y son enclaves urbanísticos medievales totalmente abandonados.

 

Fotografía 22 : Altar de la Basílica de San Simeón y ubicación de la columna del estilita

 

Ese mismo día pude disfrutar también el placer de hacer una visita poco usual en los recorridos turísticos de Siria: me acerqué a estudiar las ruinas del templo hitita de ‘Ain Dara ( la Puerta del Viento). Son escasos los restos hititas de esta envergadura que aun se conservan, lo cual hace la experiencia mucho más interesante.

 

Fotografía 23 : Ruinas del Templo Hitita de 'Ain Dara

 

De regreso hacia el sur, a Damasco, la primera parada fueron las ruinas de la ciudad de Aphamea. Aphamea se localiza en el lado derecho del Río Orontes, a unos 55 km al noroeste de Hama, ciudad que sería mi próximo destino. En la llanura del Ghaab. Fue construida por Saluqos Nikator, el primer rey de los Seleucidas en Siria en 300B.C. La nombró después de su esposa, la ciudad de Afamia. Floreció a una magnitud tal que su población superó el medio millón. Recibió a muchos visitantes distinguidos: Cleopatra, Septimus Severus y el Emperador Caracalla. En la era cristiana, Aphamea se volvió un centro de filosofía y de pensamiento, sobre todo de Monofisitas.

La mayoría de las ruinas descubiertas se fechan en época romana y bizantina, se distingue por sus paredes altas y la vía pública principal rodeadas por columnas. Su eje principal tiene unos 2 km largo y 87 m de ancho. Los vestigios del teatro romano son ahora una gran masa de columnata de piedra.

Fotografía 24 : Calzada principal de Aphamea

 

Al oeste de la ciudad, se aprecia la situación de la ciudadela de Mudiq que una vez formó una línea de la defensa a lo largo del Orontes. Las batallas feroces frente a los Cruzados para intentar conquistarlo tuvieron lugar en el siglo 12, y el Al-fragor de Nur se rindió finalmente en 1149. También posee un Kan (Posada) construido en el siglo XVI por los otomanos que se ha transformado en un museo arqueológico que aloja los mosaicos de Aphamea, pinturas, y 15,000 lápidas.

En mi camino a Hama, hice una parada en Maaloula, una pequeña población construida colgada literalmente en la montaña, donde se puede visitar el monasterio de San Sergio y San Bacos, lugar extraño y misterioso, pero de belleza increíble, y el convento de Santa Tecla. Esta ciudad es la única en la que aun hoy en día se sigue hablando el arameo. Impresionante fue disfrutar dentro de la Iglesia de San Sergio de la voz de una joven que nos recitó el Padre Nuestro en la lengua en que lo habría pronunciado Jesucristo.

Mi siguiente meta: Hama. Es una atractiva ciudad a mitad de camino entre Aleppo y Damasco. El río Orontes, cuyo nacimiento está cerca de Baalbek en Líbano, atraviesa Hama, fluye hacia el Norte a Antakia en Turquía y luego al Occidente hacia el Mediterráneo. Irriga gran parte de las planicies fértiles de Siria. Sobre sus aguas, se alzan enormes ruedas hidráulicas o norias, que fueron construidas, en su mayor parte, por los romanos. Otras se agregaron más tarde y casi 100 todavía se mantienen cuidadosamente en funcionamiento después de siglos de uso para irrigar los campos alrededor del Orontes. Las norias tienen cada una su propio nombre, y según dicen los lugareños, hasta su propia personalidad. Lo que no se puede negar es que hablan, pues sus constantes chirridos y crujidos suman un encanto único a este paraje.

Fotografía 25 : Norias romanas sobre el río Orontes

Más adelante, nuevas norias custodian la mezquita de An-Nouri, construida por Nur al-Din, el tío del gran Saladino. Las tres norias al lado de ella se llaman Al-Kaylaniyya, Al-Sahuniyya y Al-Jabariyya.

Fotografía 26 : Mezquita de An-Nouri junto a sus norias

 

 Continuar... 

 

 

-Arriba-

Indiana Jones es una marca registrada de Paramount Pictures & LucasFilms Ltd.
IndianaJones.es no es Web Oficial. Es una web de Fans y para Fans
Comunidad Fan Española de Indiana Jones 2001-2012
www.IndianaJones.es